Día de la Salud Mental

El diez de octubre es el Día de la Salud Mental. Un día que siempre ha sido protagonizado por profesionales del sistema de salud mental y por asociaciones de familiares. Nunca ha sido el día de las psiquiatrizadas. De hecho, desde hace tres años existe otro día para las propias locas, el Día del Orgullo Loco (mayo-junio). Este año, en Asturias se hará coincidir el Día del Orgullo Loco con el Día de la Salud Mental, con intención de contraponer una posición crítica frente al sistema de Salud Mental. Es de esperar que el resto de colectivos locos también emitan comunicados, estén visibles en redes, o realicen alguna actividad para denunciar este día.

Orgullo Disca

El mes de Julio se conmemora el mes del Orgullo Disca. Esta reivindicación surge en Chicago bajo la lucha de varios colectivos de personas discas que necesitan empoderar su identidad como discapacitadas sin el paternalismo y el discurso lastimoso de la mayoría de la población. Este mes pretende elogiar la lucha de las personas discapacitadas en todo el mundo por acceder a sus derechos fundamentales y para ello es necesario debatir respecto a diversos temas en torno a la discapacidad y las mujeres y femeneidades no binarias que sufren la intersección del capacitismo y el patriarcado capitalista.

Cuerdismo

El cuerdismo (en inglés, mentalism) es un tipo de opresión estructural que consiste en un conjunto de prácticas e ideología que presuponen la superioridad de los pensamientos, prácticas y experiencias cuerdas sobre las de las personas locas.

Salud mental en la pandemia

Este domingo se ha conmemorado el Orgullo Loco y las compañeras de varias organizaciones de Salud Mental nos quisieron recordar, con la campaña #saludmentalparatodas, la importancia del acceso a una buena salud mental y cómo las condiciones sociales, físicas y económicas ejercen un peso importante en el desarrollo de padecimientos mentales. Y no puede ser más acertado, pues lo que hemos estado viviendo estos últimos meses no dejan de confirmarnos que los trastornos mentales (y, a menudo con ello, la discapacidad) no tienen únicamente causas biológicas, psicológicas o genéticas, sino también factores sociales y económicos que pueden llegar a ser un riesgo atroz para aquellas cuyas emociones ya se tambalean por otras cuestiones.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑