Tone Policing

Término anglosajón utilizado para definir la actitud paternalista de priorizar las formas frente a la crítica que se está haciendo. A menudo es usado contra grupos vulnerables cuando hablan de su opresión sistemática, tratándolas de exageradas o que no son formas de pedir derechos fundamentales. También es conocido como control del tono, fiscalización del tono​ y falacia del tono es un argumento ad hominem que intenta restar valor a una declaración atacando el tono en el que se presentó en lugar del mensaje en sí.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑