Tropos machistas en la ficción: desde las damiselas en apuros hasta las mujeres en el congelador.

Hoy es cuatro de mayo, el famoso “May the force be with you” para los fans de Star Wars. Como no podía ser de otra manera, vamos a hablar de ficción, concretamente de la figura de las mujeres en la ficción. De machismo en la ficción. Ya hemos tratado varias veces la gran cantidad de estereotipos machistas que se pueden observar en las obras de ficción: rasgos, construcciones de personajes femeninos, historias construidas desde los prejuicios, etc. El machismo en la ficción va evolucionando y, cada vez más, va disolviéndose. Pero aún queda muchísimo camino por delante. Uno de los temas que también resulta recurrente es el de los tropos machistas predefinidos, un tema que nos parece muy interesante a tratar porque esas historias influyen en la imagen que tenemos de la realidad de las mujeres. En concreto, nos vamos a centrar, sobre todo, en el caso de La mujer en el refrigerador.

Psistema

Nombre que se da al sistema psiquiátrico para denunciar las violencias que se producen en el mismo, que incluyen diferentes medidas con el efecto común de menoscabar la autonomía y los derechos de las personas consideradas locas, infravalorando sus comportamientos y su sufrimiento psíquico.

4M: Hacia un horizonte feminista.

El próximo 4 de mayo, como todas ya sabemos, se han convocado unas elecciones a la Comunidad de Madrid que han estado a la orden del día la pasada semana, debido a los discursos de odio que se han vertido en diferentes medios por parte del fascismo más rancio. Con motivo de estas elecciones hemos decidido crear un conjunto de propuestas feministas interseccionales, que debe llevar cualquier propuesta electoral que se crea feminista. No podemos ignorar que en los últimos tiempos, el discurso feminista ha sido fagocitado por una parte del "feminismo" institucionalizado, que no nos representa, y que siempre se olvida de compañeras más vulnerables. Es por ello, que nos parece imprescindible dejar clara nuestra postura de cara a estas elecciones y elecciones futuras. Porque un feminismo sin conciencia de clase, no es un feminismo realmente revolucionario y por lo tanto será servil al capitalismo.

Padecimiento Psíquico

Término acuñado desde la politización de la locura como un método de renombrarla lejos de la patologización y el discurso romantizante de la "salud mental".

Ruralidad, raza, género y COVID-19: una perspectiva anticapitalista y decolonial

Es preciso considerar en cualquier análisis la ruralidad como una intersección más. La desigualdad entre el campo y la ciudad no es una novedad acaecida a causa de la pandemia COVID-19, sino que se trata de un problema estructural que arraiga en la concentración de capitales en núcleos urbanos propia del capitalismo tardío, así como en las dinámicas colonialistas y patriarcales en cuanto al reparto y acceso a la tierra e insumos, a los alimentos y al trabajo.

Infradiagnóstico Patriarcal

La salud de las mujeres siempre ha sido secundaria cuando se trata de derechos humanos, ya que necesitamos pensar con perspectiva de género para poder tener una sanidad realmente inclusiva que no nos deje morir o vivir con dolor durante toda nuestra vida. Sin embargo, a día de hoy, las mujeres estamos atadas a la etiqueta de histéricas. No se nos presta atención cuando algo nos duele y tampoco se tiene en cuenta las imposiciones sociales que pueden llegar a retrasar un diagnóstico durante años o incluso décadas. La figura de la mujer que sufre como máxima meta para todas, es una de las trabas impuestas socialmente para poder hablar de nosotras en términos médicos.

Femme

Término anglosajón que define la transformación de las relaciones de las lesbianas "femeninas" con su identidad lésbica, su interacción con su identidad de género y la expresión de la misma. Nace dentro de la subcultura queer como una forma de reivindicación de esta identidad. Pretende romper con lo que se considera correcto en una mujer y empoderar las características feminizadas de vestimenta, comportamiento y socialización como una forma más de construirse dentro del mundo de la disidencia sexual y de género.

Las Kellys, una de las profesiones más castigadas por el COVID

Las Kellys o Camareras de piso han sido uno de los sectores más duramente golpeados por la pandemia en España. Pero, ya antes de que el Coronavirus explotara y volviera todo patas arriba, su precariedad era de las más altas. Con entre un 95% y 98% de mujeres en este trabajo no es de sorpresa que sus reivindicaciones estén tardando años, en el mejor de los casos, en conseguirse

Violencia económica de género

Según el Instituto Europeo de Igualdad de Género (EIGE), la violencia económica es "cualquier acto o comportamiento que causa un daño económico a un individuo, pudiendo tomar la forma de, por ejemplo, daños a la propiedad, la restricción a recursos económicos, a la educación o al mercado laboral, o no cumpliendo con responsabilidades económicas como la pensión de alimentos". De este modo, al limitar la capacidad de las mujeres de mantenerse a sí mismas o a sus vástagos, se genera una dependencia hacia el abusador, reduciéndose además las posibilidades de escapar de la relación de maltrato.

Recortes Cero-Unidad y Solidaridad

Os dejamos la intervención de nuestra compañera Teresa en la Rueda de Prensa con las compas de "Recortes Cero" como presentación del manifiesto "Unidad y solidaridad - Violencia de Genero Cero" para el pasado 8 de Marzo, día de la mujer trabajadora. Porque este año más que nunca es necesario un discurso que hable de las realidades de todas las mujeres y no solo de unas pocas. Porque necesitamos un feminismo con conciencia de clase e interseccional.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑