La repronormatividad en las vidas trans

Estamos rodeadas de expectativas sobre qué tenemos que hacer y quiénes debemos ser. Estas expectativas forman parte de nuestras vidas tanto como las cosas que hacemos y las personas que somos, porque dan forma a la concepción que nos hacemos de ello. En los feminismos, por ejemplo, nos referimos a las distintas formas de masculinidad... Leer más →

Carta abierta: para una Ley de Igualdad Trans Integral

En la página del Ministerio encontrarás un documento base para informarte en torno a los pilares de la Ley de Igualdad Trans tal y como se está trabajando. Puedes enviar un correo hasta el 18 de noviembre para dar tu punto de vista o, simplemente, mostrar tu apoyo a esta necesidad. Pedimos que si apoyas la igualdad real, apoyes esta ley y ayudes a que las vidas de miles de personas sean un poco mejores.

Injusticia epistémica y feminismo

Desde hace décadas, el feminismo ha tratado de dar nombre a las injusticias, y sobre todo a las formas de violencia que sufrimos todas las mujeres. Darles nombre es el primer paso para identificarlas y poder hacerles frente políticamente, pero la raíz del problema es mucho más profunda, y el tablero en el que se juegan es mucho más amplio. Es por eso que las filósofas y sociólogas (entre otras) han dedicado muchos esfuerzos a comprender cómo es y cómo funciona el sistema sexo-género en nuestra sociedad, y más concretamente cómo se construyen, cómo se ponen en juego nuestras «concepciones, intereses y experiencias generizadas, socialmente construidas»

Gatekeeping

«Gatekeeping» (y «gatekeeper» para hacer referencia a quien ejerce el «gatekeeping») es un término inglés usado especialmente en la comunidad trans, normalmente sin traducir.

El modelo del “estrés de minorías” y la salud trans.

Desde hace varias décadas, en las ciencias sociales se trabaja con un modelo que plantea los problemas que causan los prejuicios a las personas que pertenecemos a comunidades excluidas de la norma hegemónica: el “estrés de la minoría” (“minority stress”, originalmente). Este modelo (a veces presentado como teoría) es una forma más amplia y sofisticada de dar cuenta de aquello que solemos llamar “homofobia/transfobia/ capacitismo/entre otras "interiorizado”. A pesar de que es un concepto que engloba más realidades, cada una de ellas daría para su propio análisis, es por ello que en este caso nos vamos a centrar en el estrés de la minoría LGTBI.

Del feminismo utópico al abolicionismo científico

Hoy en día, hablar de abolicionismo en determinados espacios es más o menos lo mismo que hablar de feminismo radical o de feminismo(s) en general: puede parecer que está muy claro cuál es el tema en el que estamos, pero también acabar siendo difícil, si no, imposible, ubicarse. ¿Qué feminismos, qué feminismo radical, qué abolicionismo?

¿Disforia de género? Una perspectiva trans y queer

Las personas trans hemos existido siempre y en todas partes. Claro que no siempre nos hemos considerado trans (el término es relativamente reciente), y ni siquiera en el mismo sentido, porque dos sociedades distintas entienden el género de formas diferentes, y con él todas sus posibles rupturas. Al fin y al cabo, lo que aquí y ahora entendemos como una vida trans tiene que ver con romper con un esquema de géneros que es binario, absoluto (un género excluye otro) y complementario (heterosexual).

¿Pensamiento monógamo? ¡Terror poliamoroso!

¿Alguien ha oído alguna vez hablar de la monogamia? Para la mayoría de gente que podemos conocer, no está muy claro qué significa esa palabra incómoda. ¿«Monogamia»? Una palabra para los antropólogos y algunos historiadores, pero ¿para los demás? «¡Poligamia! Eso sí que lo hemos escuchado. Sí, la poligamia, eso de que un hombre tenga varias mujeres, ¿verdad?» ¿Y el poliamor? «Esas cosas modernas de tener varias parejas.» Sin saberlo o quererlo, hemos pensado desde la monogamia, desde las coordenadas de una monogamia obligatoria. Esta es una de las ideas más importantes del libro de Brigitte Vasallo, “Pensamiento monógamo, terror poliamoroso” (La Oveja Roja, Madrid, 2018).

Blog de WordPress.com.

Subir ↑