Pregón del Orgullo Disca 2022

Hace 32 años, Diana Vets y otras compañeras y compañeres tullides salieron a las calles de Boston para reivindicar que estamos aquí. Y hace diez años que desde esta misma asociación, y desde que una servidora, se habló por primera vez de Orgullo Disca en nuestro país. Que por primera vez se nombró nuestra lucha y se habló de que merecemos derechos humanos y que no vamos a quedarnos quietas mientras ignoráis que hay miles de vidas que se esfuman entre gritos de auxilio. Vidas que están sufriendo lo inimaginable porque no se les da sus derechos humanos, porque no se garantiza que puedan ser vividas con dignidad. Hoy inicio este manifiesto acordándome de todas esas personas que sufren en silencio y a gritos las violencias del sistema capacitista y cuerdista que nos violenta a todas, pero no por igual. Reivindico el derecho a la pataleta, al enfado, a la rebeldía y a la violencia contra nuestres opresores. Y por primera vez en un pregón del orgullo disca, os priorizo para daros un lugar que merecéis, una visibilidad que merecéis y que vamos a conseguir juntes. Porque sin atención sanitaria de calidad, sin investigación a las enfermedades raras y poco comunes, sin educación en materia de anticapacitismo y anticuerdismo de los batablankas no vamos a poder vivir dignamente.

Nos repiten una y otra vez que nuestras vidas no merecen ser vividas, que nuestras existencias son sufrimiento constante y que, en definitiva, es mejor que estemos muertas. Pero yo os animo a que hablemos de las maravillas de nuestros cuerpos, de nuestras vidas, de nuestra existencia, de nuestro orgullo. Que pintemos las calles con nuestra alegría y con toda la rabia que nos nace de la represión. Sí, nuestra vida merece ser vivida exactamente igual que la de cualquier otra persona. Porque en toda vida existe sufrimiento, ¿por qué el nuestro es peor? Quiero que se garanticen mis derechos humanos y los de todas mis compañeras, no quiero tu lástima. No quiero tu discurso vacío cargado de tutelaje que solo busca agrandar su ego y volver a caer en los mismos clichés irreales que nos violentan. No somos niñas eternas, y las niñas no merecen ser tratadas como títeres que no tienen autoridad sobre sus cuerpos y sus propias decisiones. No queremos que se decida por nosotras que es mejor que nunca seamos madres porque tú crees que no seríamos buenas madres. No queremos que se nos recluya en centros de educación «especial» que lo único que tiene de especial son las violencias que recogen entre sus muros. No queremos que siga creyéndose la mentira de la inteligencia e instrumentalizando nuestra disidencia para violentarnos. Queremos que las discapacidades mal llamadas intelectuales dejen de ser una excusa para despojarnos de nuestra humanidad, para violar todos los derechos humanos con nosotras y llamar «asesinatos piadosos» a la violencia última contra nuestras vidas que ejercen en su mayoría nuestres cuidadores. Nuestras vidas no son una carga, es el capitalismo el que no te permite cuidar como merecemos ser cuidades.

«Os animo a que hablemos de las maravillas de nuestros cuerpos, de nuestras vidas, de nuestra existencia, de nuestro orgullo. Que pintemos las calles con nuestra alegría y con toda la rabia que nos nace de la represión.» #OrgulloDisca

Me acuerdo también de mis hermanas locas, porque la locura y la neurodivergencia forma parte del orgullo disca y su violencias también son parte de las mías. No podemos seguir permitiendo que se asesine impunemente a personas por etiquetarlas de locas o autistas. No podemos dejar que las vidas de nuestres iguales no valgan tanto como las de otres solo porque no socializan de las mismas formas que tú, porque el capitalismo les ha destrozado la vida a todos los niveles y responden con violencia a sus violencias. Estamos locas y orgullosas. Deja de utilizarnos como insulto, nuestras identidades y nuestras disidencias no tienen nada de vergonzoso ni de violento. No somos tu insulto fácil que utilizar contra tus opresores. Somos compañeras y estamos aquí, no vamos a parar hasta que se destruyan las instituciones psiquiátricas, las contenciones mecánicas y las contenciones químicas. No vamos a parar hasta que se denuncie con la misma rabia las violaciones y las esterilizaciones forzosas de las locas que acontecen en los psiquiátricos. Son cárceles, no hay nada que rehabilitar en nosotras pero tampoco son un espacio dónde se busque rehabilitar nada. Vamos a luchar contra tus violencias disfrazadas de medicina que me patologiza la disidencia y me grita que el problema es mi cerebro que no funciona bien. ¡El problema es el sistema capitalista! ¡Me sobra mucho mes al final del sueldo!

Construir una sociedad sin barreras pasa también porque las más de 100.000 personas que no pueden salir de sus hogares por la inaccesibilidad de sus casas, puedan hacerlo sin coste para sus bolsillos. Que se adapten todos los edificios públicos y privados y que no vuelva a construirse en base a las personas no discapacitadas. Que se construya siempre priorizando la accesibilidad y, de nuevo, que ésta sea la norma y no la excepción. Eso incluye todas las instituciones públicas, las privadas, las casas y los lugares de ocio. No tenemos que dejar de disfrutar de nuestra vida solo porque no quieres construir un edificio útil y accesible para esa vida.
Las escuelas también deben dejar de ser centros donde el capacitismo y la inaccesibilidad están a la orden del día, todos los centros educativos deben ser accesibles y en todos deben enseñarse Lengua de signos y que existimos las personas discas. Que dejemos de ser la otredad para pasar a formar parte de la normalidad de las vidas de les peques. Para que cuando se encuentren con peques discas, no les violenten de ninguna forma de las que nos han violentado a nosotras a lo largo de nuestra vida. Estamos aquí y resistimos contra el bullying capacitista y cuerdista al que nos sometieron en nuestra infancia. Nuestras infancias también merecen ser infancias libres, felices y rebeldes.

Reivindico también la necesidad de la accesibilidad a todos los niveles, que nuestros derechos sean por una vez escuchados y tenidos en cuenta de verdad. Las asistentes personales (porque la mayoría son mujeres) deben de dejar de ser un lujo que solo algunas discas pueden permitirse. Necesitamos que se entienda que la accesibilidad debe ser la norma, no un favor que tú nos haces desde tu pedestal. Los perros de asistencia tienen derecho a acompañar a sus asistides en todas partes, nos da igual que te molesten en el bus, en el cine o en el restaurante. Tienen el mismo derecho que tú a estar presentes y a acompañar a sus compañeres humanes. Todo debería llevar subtitulado acorde a las necesidades de la comunidad sorda y todo debería tener a una interprete de Lengua de Signos que acerque la cultura, el ocio y el disfrute también a las personas sordas. No solo existimos para producir, también queremos disfrutar de lo que el mundo debe ofrecernos. Y esto, de nuevo, no puede recaer en el altruismo de les intérpretes ni en cargar a las asociaciones pequeñas con gastos que no pueden asumir. Las intérpretes deben ser un servicio público y cubierto por los ayuntamientos para garantizar que la accesibilidad es igual para todes y que las personas intérpretes reciben el reconocimiento que merecen. Estamos cansadas de tener nosotras que ceder y buscar otras soluciones para suplir las fallas del sistema de seguridad social que no concibe que existimos en la totalidad de nuestra vida.

Estamos aquí porque muchas otras estuvieron antes que nosotras, porque pelearon por los derechos que ahora tenemos para que podamos seguir peleando por los que vendrán. No podemos quedarnos quietas mientras se nos venden discursos vacíos, sin ninguna implicación revolucionara que lo único que buscan es caer en los mismos clichés de porno de automotivación que siempre han utilizado contra nosotras. Estamos aquí y somos visibles a pesar de todas las violencias que han ejercido contra nosotras y contra nuestras vidas. Estamos aquí y no vamos a dejar de estarlo solo porque queráis que nos muramos. Vamos a seguir peleando en las calles, en las casas, en las escuelas, en las asambleas y en todos los espacios públicos y privados contra esta lacra capacitista y cuerdista que pretende ser la norma. No podemos tampoco olvidarnos de quienes son de les nuestres y huyen de las guerras que el primer mundo crea en sus hogares, no nos olvidamos de Siria, de Pakistán, de Irán, de Ucrania, de el Sahara Occidental, de Somalia, de Sudán, de Nigeria y de todos los países que ahora mismo están sufriendo las consecuencias de la violencia armada del colonialismo. Nuestres compas discas y loques que migran desde estos territorios, y desde cualquier territorio, no son ilegales porque migrar no es ilegal. Desde las herencias de la lucha de Harriet Tubman recordamos que ninguna vida es ilegal y que no vamos a permitir que se nos instrumentalice para colar discursos de odio contra nuestres compañeres migrantes y racializades.

Y finalizamos recordando que muchas de nosotras también somos parte de la comunidad queer y que hemos formado parte desde el principio. Desde Marsha P. Johnson que era disca y loca, hasta muchas otras que han garantizado los derechos de todo el colectivo dejando el cuerpo y la vida en el camino. Audre Lorde, Connie Panzarino, Jazzie Collins, la icónica Myriam Amaya e incluso yo misma estamos aquí para reivindicar que nuestra rebeldía también se tiñe de arcoíris y se une al orgullo de nuestres compañeres Queer. Estas locas y tullidas somos también bolleras, viciosas, tortilleras, travestis y drags que no se avergüenzan de los insultos que nos gritas por las calles y que peleamos contra el estigma de que nuestra acompañante no es ni nuestra amiga ni nuestra asistente personal, es nuestra pareja. Peleamos para que nuestras disidencias y nuestros diagnósticos no sean excusa para negarnos nuestra identidad disidente y se nos permita ejercer nuestro derecho a tomar hormonas o realizarnos operaciones de reafirmación de género si ese es nuestro deseo. Estamos aquí para recordar que somos muchas y que estamos juntas, que la lucha sigue hasta que la dignidad sea costumbre y la accesibilidad sea la norma.

Bibliografía de Rebeldía

Un comentario sobre “Pregón del Orgullo Disca 2022

Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: