MANIFIESTO KUIR

Este es el manifiesto de León por el Orgullo 2022 escrito por Juan A. Iglesias de la asociación AWEN LGTBIQ+ LEÓN y Ariana Alonso Celorio de Rebelión Feminista.

Fotos de la manifestación del domingo 26 de Junio, con múltiples orígenes.

Todes nosotres reunides en este día hemos venido para recordar a León que existimos. Si ahora suena mi voz, se escuchan en ella los ecos de las pasadas, presentes y futuras. Nuestras identidades no son un capricho de verano, no. Son algo más: suponen aquello que nos permite entendernos, relacionarnos. Ya sabemos que habrá quienes intenten doblegarnos, son malos tiempos…, sin embargo, luchemos por que se aparten de nosotres todes aquelles que ven en nuestros cuerpos una pantalla y no una puerta que abrir. Este Orgullo celebramos los logros de los últimos años, pero al acabar retomaremos la lucha: cada une de nosotres volverá a su particular trinchera, a nuestro sufrir diario, al combate por que una persona más abandone sus prejuicios para con nosotres.

Tienen razón aquelles que nos llaman peligroses, pues en nosotres, en nuestras identidades reside el germen de una revolución sin precedentes: seremos libres para determinar nuestro género y, más aún, para que no volvamos a temer expresarnos sin el miedo a represalias. Vivamos como nuestres hermanes no pudieron. Vivid, niñes kuir, como nosotres, vuestres hermanes, no pudimos hacerlo.

Los gays, en mayor medida, y, en menor, las lesbianas, pese a todo, gozamos de una situación de cierto privilegio con respecto al resto de hermanes del Colectivo. Esto nos lleva a reclamar la lucha:

Por les no-binaries:

Para que se conozcan y reconozcan sus identidades, para que aparezcamos representades en los trámites administrativos e institucionales, para que se normalice la asunción del no-binarismo en edades tempranas sin discriminación alguna, para que se problematice y complejice nuestra identidad.

Por les trans*:

Por que no sean discriminades ni se ataque su identidad de género, por que no se dude de su existencia o de su legitimidad, por que el día que venga haya una ley donde todes quepamos, por que no se patologice lo trans* y por que se acabe el interés morboso: no somos un producto de consumo ni siempre queremos ser sujetos de estudio ni queremos contaros en qué fase de la transición estamos–si es que la iniciamos– ni deseamos contar nuestra historia de cómo lo supimos, estamos cansades de recordar a la gente que NO use nuestro deadname. Sí, en cambio, queremos que preguntéis qué pronombres usar, que se normalice lo trans* no medicalizado; sí que ardemos en deseo de dejar de demostrar ante un psicólogo que somos lo que somos, porque nadie tiene que demostrar ante un profesional que es cis, ¿por qué, entonces, nosotres tenemos que someternos a juicio, a tortura?

Por les intersex:

Es hora de acabar con las mutilaciones genitales a las personas intersexuales, nuestros genitales ya son normales, no necesitamos normalizarlos. Queremos acabar con la imposición de la hormonación sistemática para la adecuación al sistema binario de sexos. Nuestra disidencia no encaja ni encajará jamás en vuestros moldes artificiales y arcaicos. Estamos cansades de soportar violencias médicas de todo tipo, de que en las instituciones se nos trate como lo peor del mundo. Somos monstrues orgulloses de nuestra disidencia, estamos cansades de tu ignorancia. Exigimos la formación en materia de Intersexualidad a todo el personal sanitario, docente e institucional para evitar todas estas formas de violencia implícita y explícita. Porque no existir para la mayoría, ya es una forma de violencia en sí misma. Queremos proteger a las infancias intersexuales de todo lo que nosotres hemos tenido que soportar.

Por les discas y loques kuir:

El homófobo, transfobo, bifobo, etc. no es un enfermo. Dejad de referenciar la maldad o lo no deseable con la enfermedad. Ser enferme no es algo de lo que debamos sentir vergüenza, es un orgullo para nosotres estar aquí gritando por nuestros derechos y los de todes nuestres compañeres. Basta de utilizar contra nuestres compas trans las violencias cuerdistas y capacitistas para impedirles decidir sobre su propio cuerpo. Se acabó el impedir a las personas discas o locas transicionar (si es su deseo) bajo la premisa de que no sabemos lo que queremos. Somos dueñes de nuestras vidas, no queremos tu tutelaje, queremos que te calles la boca. Las personas discas y locas también somos kuir, queremos que los espacios kuir sean accesibles a nosotres, que piensen en nuestra realidad desde la contidianidad. No queremos seguir siendo la otredad, queremos pelear de vuestro lado por nuestros derechos.

Por les bisexuales:

Para que se acabe con la discriminación dentro y fuera del colectivo, para que todes entiendan que no estamos indecises, para que haya una educación despojada de prejuicios–¡no somos vicioses, solo ciudadanes!–. Ser hetero fue nuestra fase. Y sí sentimos atracción por las personas trans y no binarias, la transfobia y nbfobia no viene del colectivo bi, viene del sistema capitalista.

Por les asexuales:

Va siendo hora de acabar con las terapias de reconversión que se recetan a las personas asexuales. Terapias sin ninguna base científica donde se impone medicación de dudosa efectividad para crear una supuesta atracción sexual que no existe. No queremos más violaciones correctivas, ser asexual es correcto y no hay nada mal en nosotres. No queremos que preguntes a nuestra pareja cómo puede estar sin tener sexo, ni que cuestiones nuestro amor. No queremos que utilices la biología para rechazar tener una relación con las personas asexuales. Tu acefobia nos repugna, creenos, no vamos a acercanos a ti.

Estamos hastiades de justificarnos, de argumentarlo todo; diálogo, sí, pero no a cualquier precio: nuestras identidades no son negociables, no podemos renunciar o intercambiar lo que somos. Alcémonos hoy para celebrar los logros que hasta ahora mismo hemos alcanzado; alcémonos mañana contra la injusticia, contra la discriminación, contra la simplificación de nuestras identidades. Todes los del Colectivo somos una masa de individuos con muy diversas formas de existir, nos unimos para luchar desde la no violencia, desde nuestra heterogeneidad para acabar con la estabilidad del cisheteropatriarcado falogocéntrico. Terminemos con un poema de Aarón Alonso que recuerda cómo en cada cuerpo kuir viven también el resto de corporeidades que le precedieron:

Biografía colectiva

Fui vago y maleante en 1954,
socialmente peligroso en 1970,
marimacho, bollera,
tríbada, tortillera,
violeta, mariposa,
sarasa, loca,
desviado, mariquita,
invertido, sodomita,
travesti y hereje:
de la cáscara amarga,
de la acera de enfrente,
hermano de Éleno de Céspedes
y la Monja Alférez
hijo de Hermafrodito
y nieto del adivino Tiresias.

Fui Ifis, amante de Yante,
fui Jeanne d’Arc y Juana de Arintero.
Fui rechazado y castrado por miedo,
detenido y ejecutado:
lapidado, colgado,
quemado y fusilado.

Fui la primera piedra en Stonewall,
fui drag queen con mis zapatos de charol,
fui víctima en la masacre de Orlando
y me llamaron enemigo de Dios.

Con el dolor de mi pecho
he pagado el nombre que llevo.
He sido dos veces adolescente
y visto cicatrices por todo mi cuerpo
que no me sirven para recordar que existo
y que (¡al fin!) lo afirma un documento.

Soy un enfermero y un engaño,
soy tu fetiche en secreto,
soy residente en Urano,
pero, ante todo, soy libre y eterno.

Aarón Alonso, en «Infinitamente ínfimo» de Mariposa Ediciones.
Marc GreenBase

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: