Comunicado: #GalactycoNoEnMiNombre

El día 20 de octubre de 2020, la así llamada Asociación de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans de Cartagena y Comarca (Colectivo Galactyco) falló en su concesión de los premios Cristina Esparza Martín del 2020 concediéndolos de una manera que consideramos vergonzosa y perjudicial para los derechos humanos en general y para todas las personas LGBTI+ en particular, dada su posición como principal entidad de Cartagena en derechos LGTBI+.

Captura de los modelos de familia propuestos por la asociación GALEHI en la que se destaca el modelo de familia por gestación subrogada.

A través de su blog oficial premiaban este año a la asociación GALEHI y al activista de DDHH Mariano Beltrán, que reclaman la mal llamada gestación subrogada (a partir de ahora, «trata reproductiva») como un derecho y/o abogan por modelos “altruistas” que no dejan de ser vías libres para la explotación en otros países con menos reparos morales.

Tweet de Mariano Beltran que dice: ‘Legislar la gestación por sustitución suma derechos y cierra negocios’. La clandestinidad siempre es una aliada del abuso.

No es la primera vez que Galactyco pasa de puntillas por el tema o da un apoyo implícito o explícito. Hasta ahora, su posición pública ha sido la de no pronunciarse al respecto, precisamente porque esta cuestión se instrumentaliza muy a menudo. A pesar de que la mayoría de demandantes de trata reproductiva son parejas hetero y cis.

Todo esto sin contar que Galactyco ha evitado deliberadamente posicionarse al respecto incluso cuando se le ha increpado directamente en cuanto a ello e incluso premiando a quienes pretenden la trata reproductiva como si de un derecho se tratase.

Contra toda esta situación nos posicionamos quienes nos adherimos a este manifiesto, como personas LGBTI+ o feministas de la Región de Murcia, que no aceptamos que se reclame la explotación de mujeres y compra de bebés en nuestro nombre. Porque explotar mujeres y comprar bebés no son derechos reproductivos.

Derecho reproductivo es, por ejemplo, que a las parejas de mujeres cis lesbianas o bisexuales se les puedan practicar inseminaciones artificiales en la Seguridad Social, en las mismas condiciones que a cualquier otra pareja compuesta por un hombre y una mujer. Este es un sesgo aún vigente en la propia Región de Murcia, con más que evidentes sesgos lesbófobos y del cual son víctimas las mujeres cis lesbianas y bisexuales que se ven prácticamente abocadas a sufrir violaciones si quieren hacer uso de su capacidad reproductiva.

Derecho reproductivo es que las mujeres trans no sean esterilizadas por defecto al recibir tratamiento hormonal, sin que siquiera se les garantice a nivel estatal la posibilidad de congelar su esperma para poder ser madres en el futuro.

Derecho reproductivo también es que los hombres trans que lo soliciten puedan ser usuarios de las inseminaciones artificiales por la Seguridad Social o congelar sus óvulos en caso de que vayan a ser usuarios de una histerectomía; estas son posibilidades que ni siquiera se encuentran contempladas legalmente, quedando a merced de la decisión puntual de comités éticos sanitarios.

Derecho reproductivo es que las personas no binarias puedan acceder a los mismos tratamientos de reproducción asistida y conservación de óvulos o esperma, sin tener que hacerse pasar por mujeres u hombres cis para ello.

Derecho reproductivo es la agilización de las adopciones, tanto nacionales como internacionales, y la eliminación de las numerosas trabas que en estas últimas se plantean a las familias homoparentales.

Derecho reproductivo es, por último, que las personas intersexuales no sean sistemáticamente sometidas a operaciones quirúrgicas o tratamientos médicos sin su consentimiento, desde las edades más tempranas, para forzar a que sus cuerpos se asemejen lo más posible a los de hombres o mujeres cis, lo que en ciertas ocasiones conlleva asimismo la esterilización forzosa y a pérdida de sensibilidad genital, control de los esfínteres, etc. Además de una alta posibilidad de infecciones crónicas.

Estos son los casos, aún habituales y normalizados, en los que los derechos reproductivos de las personas LGBTI+ se ven vulnerados por la LGBTIfobia. La solución no es la trata reproductiva; de la cual, recordamos, los mayores usuarios son parejas cisheterosexuales de clase alta.

Son los casos, en los que los derechos reproductivos de las personas LGBTI+ se ven vulnerados por la LGBTIfobia. La solución no es la trata reproductiva; de la que los mayores usuarios son parejas cishetero @GALACTYCOCT #Cartagena #GalactycoNoEnMINombre

Nuestras reclamaciones se alejan, como queda patente, de la simple moralina o capricho; se encuentran fundamentadas en la defensa de nuestros derechos y libertades fundamentales, y en el rotundo rechazo de la vulneración de estos que supone a nivel estructural la trata reproductiva. Esto no puede negarse con pink washing, ni usando casos puntuales de altruismo propagandístico para invisibilizar una práctica que sistémicamente resulta en la explotación reproductiva de las mujeres pobres. Mujeres a las que mediante contrato se les priva de la autonomía sobre su propio cuerpo (recordemos que el derecho al aborto existe para garantizar dicha autonomía) y que también mediante contrato se las obliga a vender a sus hijos a unos desconocidos.

Citando la Resolución del Parlamento Europeo, de 17 de diciembre de 2015, sobre el Informe anual sobre los derechos humanos y la democracia en el mundo (2014) y la política de la Unión Europea al respecto (2015/2229(INI)) en su apartado 115:

«Condena la práctica de la gestación por sustitución, que es contraria a la dignidad humana de la mujer, ya que su cuerpo y sus funciones reproductivas se utilizan como una materia prima; estima que debe prohibirse esta práctica, que implica la explotación de las funciones reproductivas y la utilización del cuerpo con fines financieros o de otro tipo, en particular en el caso de las mujeres vulnerables en los países en desarrollo, y pide que se examine con carácter de urgencia en el marco de los instrumentos de derechos humanos».

También en 2017, el Comité de Bioética de España elaboró un informe en el que rechazaba la trata reproductiva porque «lo que se hace es comprar a un menor» en el que instaba a sancionar a las agencias que se dediquen a dicha actividad, defendiendo el «dotar de verdadera eficacia legal a la nulidad de esos contratos, de manera que resulte aplicable también a los celebrados en el extranjero». Según dicho informe, que calificaba el deseo de tener descendencia biológica como una «noble decisión», ello «no puede realizarse a costa de los derechos de otras personas», añadiendo además que «todo contrato de gestación por sustitución, lucrativo o altruista, entraña una explotación de la mujer y un daño a los intereses superiores del menor y, por tanto, no puede aceptarse por principio».

Por último, la Relatora Especial sobre la venta y la explotación sexual de niños, Maud de Boer-Buquicchio, presentó el 6 de marzo de 2018 un informe ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en el que advirtió que «la gestación subrogada comercial, que se practica de forma frecuente en algunos países, equivale a la venta de niños».

Estos son solo tres ejemplos de informes de observación de DDHH que condenan la mal llamada gestación subrogada como la auténtica trata de seres humanos que es, debiendo ser tratada legal y penalmente en consecuencia.

Todos los motivos anteriores nos han unido a este grupo de personas LGBTI+ o feministas de la Región de Murcia críticas con la trata reproductiva, para exigir que se deje de reclamar la trata de seres humanos en nuestro nombre. Porque queremos que Galactyco deje de hacer oídos sordos, con el apoyo implícito que esto supone a la vulneración de derechos humanos en que consiste la trata reproductiva, así como la LGBTIfobia que denota relacionar esta práctica con nuestras identidades.

Porque nos hemos cansado y no podemos seguir ignorando estos gravísimos hechos, queremos gritar bien alto: #GalactycoNoEnMiNombre. Por esto invitamos a que se adhiera a este manifiesto y a que use el hashtag, a toda persona, LGBTI+ o no, que esté en contra de la trata reproductiva. Asimismo, invitamos a la adhesión a toda asociación LGBTI+ de la Region de Murcia que se posicione firmemente en contra de la trata reproductiva, y a toda asociación feminista pro LGBTI+ de la Región de Murcia y que reconozca a las mujeres trans como mujeres de pleno derecho, al igual que las mujeres cis. 

Por último, convocamos una concentración frente al Centro Cultural Ramón Alonso Luzy, el LUNES 30 de noviembre a las 18:30h, donde se entregarán los premios Cristina Esparza, en repulsa a la trata reproductiva y la tibieza respecto a ella.

Convocamos una concentración frente al Centro Cultural Ramón Alonso Luzy, el LUNES 30 de noviembre a las 18:30h, donde se entregarán los premios CE, en repulsa a la trata reproductiva y la tibieza respecto a ella. #Cartagena #GalactycoNoEnMiNombre

Asociaciones conjuntas de este comunicado:

  • Asociacion Feminista Obrera
  • Asociacion Rebelión Feminista
  • Comité 3-21
  • Orgullo Crítico de Murcia
  • Murcia feminista y combativa

Murcia Feminista y Combativa

Firmantes de este comunicado:
Aquí el formulario para adherirte y firmar el comunicado individualmente

  • Artizar, mujer trans y bisexual
  • Rosa María García, mujer trans no binaria
  • Noelia Sánchez, mujer bisexual
  • Oleksandra Krot
  • Laura García Higueras, mujer bisexual
  • Jesús Ortega Fernández-Henarejos, hombre bisexual
  • Marta Muñoz, mujer cis bisexual
  • Núria Navas
  • Joss C. Pérez. Activista Bi y NB
  • Angy, NB y bi ace

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: