Carta abierta a Feminista Ilustrada: abajo las caretas.

Hace unos días nos pasaron un post tuyo en instagram donde tratabas de crear un debate con argumentos entre Teoría Queer y Teoría Feminista, donde realmente lo que hacías era criticar una Teoría Queer inventada por ti, mintiendo y dando argumentos falsos de tanto una cosa como otra y con un interés claro en negar la existencia de la identidad de género, y con ella implícitamente la de las personas trans y no binarias.

Muchas personas, mientras ibas subiendo cada foto o historia te íbamos rebatiendo de forma contrastada cada cosa. ¿Tu respuesta? Victimizarte y llamarnos Queerquisición (lo irónico del tema es que quién estaba censurando una realidad eras tú).

Antecedentes de tu odio.

Ya te conocíamos por como vas de revolucionaria y radical capitalizando el movimiento feminista con dibujitos y frases prototípicas y, cómo no, por tus andanzas transfobas. Y esta no ha sido la de menos pero quizá ya ha sido el colmo. Por eso toda esta carta va a estar escrita de forma agresiva, desde la rabia más profunda, y es algo que espero que tanto tú como quienes la leáis tengáis consideración y empatía con este sentimiento.

Y es que estamos hartes*. Las persona trans, no binarias, transinclusivas y racializadas (porque también has tenido tus pinitos con el racismo y el supremacismo blanco más propio de VOX que de una autoadjudicada feminista, pero de eso ya hablaremos) estamos hasta nuestros genitales. Estamos cansades de que nuestras identidades sean llevadas a debate y estamos fatigades de tratar de hablar, de enseñar o educar a quienes desde la cima nos escupen sabiendo que un sistema les ampara para hacerlo.

Debates indebatibles

Como bien hemos dicho, todo comienza con un post tratando de criticar y cuestionar (sic) la Teoría Queer. Este post se encuentra actualmente en su instagram e invito a todo el mundo a leerlo y analizarlo también. La crítica a la Teoría Queer es necesaria, nosotras mismas la hemos criticado numerosas veces, al igual que hemos criticado el feminismo radical o el feminismo lésbico separatista entre otros. El problema se da cuando no es una crítica sino desinformación con unos intereses -en este caso para negar la existencia de una identidad de género, con la que niegas a las personas trans y no binarias- y cuando encima la expones a unos seguidores que sabes bien que desconocen más todavía que tú la mayoría de teorías LGBT y feministas.

No queremos hacer incapié ahora en todas y cada una de las cosas que dijiste de forma errónea e incluso dañina, como hablar de personas no binarias diciendo que nos “creemos así” y tratar de encasillarnos en un falso binarismo sexual. Todo esto lo comentó la autora de este post en instagram y varias personas han subido capturas a distintas redes, aquí os dejamos todo. Las capturas comienzan respondiendo de forma calmada y se puede ver como cada vez la autora se iba alterando más y más al darse cuenta de que no era desinformación sino que era más profundo y grave. Todo ese post que subiste no es una crítica racional y objetiva sino que son argumentos tuyos, ya que no se sostienen ni por teoría radical, ni por teoría queer ni con pinzas siquiera, para legitimar tu ideología y tus pensamientos sobre las personas trans, tratándolo de un falso debate donde niegas la existencia de una identidad de género usando argumentos esencialistas, biologicistas y hasta colonialistas y supremacistas. Pero vamos poco a poco.

Eres esencialista y biologicista cuando reduces la violencia que sufrimos las mujeres a ser hembra humana y tener capacidad reproductora.

¿Acaso una mujer cis después de la menopausia deja de sufrir machismo? ¿Las niñas que todavía no han tenido la regla no pueden sufrir misoginia o sexismo? ¿La mujer que es estéril es menos mujer por serlo y vive ajena al Patriarcado? ¿Las mujeres intersexuales no existen o son hombres o qué según tu lógica? Con esto me refiero a que la División Sexual o Social del Trabajo fue un proceso que duró miles de años hasta asentarse y convertirse en lo que hoy conocemos y, como no, es un proceso mas difícil que el que una mano salida de los cielos nos dijese: “Tú a parir y tú a trabajar”.

No hay nada más misógino que reducirnos a coños menstruantes con patas. Casi tan misógino como reducirnos a roles y esterotipos, cosa que también has hecho anteriormente de forma directa o indirecta al hablar de/con mujeres trans.

No estamos en todo este artículo para explicar de forma extensa por qué reducir la superestructura que es el género a una “doctrina que se impone” y por qué reducir el proceso de creación y cimentación de las castas sexuales -como diría Firestone- que llevó siglos es una gilipollez de no saber y no haber entendido ni lo más básico, porque para ello tenemos un vídeo en el ex-canal de youtube de nuestra compañera donde lo explica todo esto, el cual dejamos aquí para quien le interese.

Lo de que seas supremacista y colonialista va más allá.

En todo tu post -y comentarios posteriores- hablas de un único feminismo y una sola teoría que como no, es la que a ti te sale del coño, porque mezclas pitos con serenas que ni es liberal ni radical ni mi abuela con calzas, no se si nos explicamos. El problema de hablar de una sola categoría homogénea como mujer (hembra humana con capacidad reproductiva) es que dejas fuera al resto, y que esa concepción aparte de ser muy Segunda Ola y el motivo de que esta fracasase, es que en esa idea de mujer solo se incluye a la mujer blanca. Esto es algo que se ve cuando hablas de dos únicos sexos y niegas la existencia de más géneros que los binarios.

La imposición binarista del género -porque es eso, una imposición- pertenece a una imposición colonialista y esencialmente racista. Fuimos nosotros cuando nos dedicamos a colonizar y joder al resto del planeta quienes eliminamos la existencia del resto de géneros que existían. Pero todavía quedan algunos resquicios o muestras de estos, como les Hijra en la India, les Muxes en México o las más de 10 identidades psicosexuales, o sea orientaciones e identidades sexuales, que se dan en Tailandia como Khatoeys, Tom o Cherry. Y cuando niegas esas identidades desde tu posición, siendo esta la que es, estás siendo colonialista y supremacista.

Entiendo que eres una blanca occidental influencer y todo eso actualmente pero ¿tanto te costaba mirar hacia los lados, a otras sociedades y otras culturas? Por otra parte entiendo que no quieras mirarles a todes elles, porque reconocerles con sus identidades llevaría implícito reconocer la existencia de una identidad de género, binaria o no, y se te caerían entonces todos los dogmas transfobos en los que crees a día de hoy.

Abre en la India su primera escuela transgénero, en la imagen se muestra a ocho de sus profesores, personas hijra todes, sobre fondo naranja.
El mundo no era binario, nosotros lo hicimos así.

La idea preconcebida de un único feminismo y una única categoría como mujer lleva a excluir al resto, a las que de una u otra forma nos salimos de la norma. ¿Y sabes de dónde sale esa norma? Del Patriarcado y del Capitalismo. Es decir que sí, al excluir a las mujeres que no menstrúan, a las mujeres trans entre otras, le estás haciendo juego al Patriarcado. Porque nos validas como más o menos mujer en base a si entramos o no en unos cánones cissexistas, heteronormativos, misóginos y patriarcales. Y aquí da igual que seas lesbiana, como aseguraste tras las primeras críticas por LGBTfoba, cuando eres una lesbiana que ni sabe de sus orígenes ni por qué es lo que es. Ser lesbiana no te hace activista y menos te da automáticamente la chapita de no ser LGBTfoba, al igual que un machista no deja de serlo por tener madre, hermanas, mujer e hijas. Tampoco estamos aquí para señalarte qué debes leer o dejar de hacerlo, pero un repaso rápido al lesbianismo político y al por qué las mujeres lesbianas de la Segunda Ola no se consideraban mujeres estaría bien.

Negar las identidades de género, negar las distintas perspectivas y formas que toma tanto la identidad como el propio género, hablar de las mujeres como vaginas andantes y silenciar a las personas que existen y que tienen voz y voto pero ni de lejos el mismo altavoz que tú tiene un nombre, y no es feminista precisamente.

¿Queerquisición?

Tras este post y la avalancha de respuestas de todo tipo, desde de apoyo hasta en contra que se pueden ver en los propios comentarios, hemos sido muchas personas quienes lo hemos criticado con numerosos argumentos, datos y capturas de todo tipo. Hasta el momento la única respuesta ha sido que te estamos acosando los queers. Al parecer no te puede criticar por supremacista, colonialista, misogina o LGBTfoba alguien que no pertenezca a la Teoría Queer. Si queréis leer la respuesta entera, la ha hecho ella misma en un segundo post, que también podéis ver en su instagram.

El problema de esta respuesta es la tremenda victimización, donde hablas de mensajes violentos, amenzas de fanáticos (fanáticos de Butler supongo, amén la diosa queer o algo así de ridículo) y negando haber atacado a ningún colectivo. Y claro que nos has atacado pero no de forma directa, al menos esta vez. Tratar de crear un debate con argumentos inventados sobre nuestra existencia y difundir datos falsos sobre nuestra identidad provocando que quien no sabe se incline hacia tu lado de la balanza gracias a tus mentiras, también es atacarnos, y ya no es solo un ataque sino que en nuestro país es constitutivo de delito de odio aparte de una evidente vulneración a nuestros derechos humanos.

Aquí el problema está en que no has querido reconocer que la gente no es gilipollas y sabe leer entre lineas, que cuando “criticas” la Teoría Queer hablabas de identidad de género y su inexistencia, negando de forma indirecta a las personas trans y de forma directa a las no binarias. El problema también es que jamás has querido escuchar y que has ido dejando pistas por el camino de tu transfobia, y ahora que se te ha caído del todo la careta es imposible que puedas volver a ponértela, con todo lo que eso implica a una “activista feminista” con dos libros hasta ahora publicados y más de medio millón de seguidores en las redes sociales. Por eso lo siguiente que has hecho ha sido pasar, no darle más bombo, bloquearnos a todes les que dijimos cosas que no te gustaron nada, eliminar nuestros comentarios respondiéndote para que parezca que aquí eres quien tiene la verdad absoluta. Pero no puedes esperar que al tirar una piedra como la que has tirado no cree hondas en el agua donde cae.

Y no, las respuestas que has recibido no es acoso. Acoso no es que te llamen transfoba miles de personas cuando has sido transfoba en una cuenta donde te siguen medio millón. No puedes decir que no te veías venir para nada estas respuestas cuando, como digo, no es la primera vez que haces algo del estilo. Tampoco puedes venir a victimizarte ahora cuando es algo que llevas haciendo desde la primera piedra que tiraste y esperar que nos lo creamos y te dejemos tranquila. El cuento de Pedro y el lobo dejamos de creérnoslo hace mucho. Suponemos que las personas trans ya no son rentables para ti, si no no nos explicamos cómo es posible que hace meses subieras dibujos apoyando a la comunidad trans y ahora ya no. ¿Hemos dejado de existir en estos meses o es que tu grupo de publicidad te ha exigido un posicionamiento concreto para que sigas ganando dinero del feminismo?

Ni ha sido la primera ni será la última

Llevamos desde el inicio diciendo que no era tu primera vez siendo transfoba, tirando piedras y escondiendo la mano. Así que vamos a dejar una recopilación de varias capturas que me han ido llegado, comentándolas para quien le sea necesario conocer el contexto de cada una. (A partir de aquí avisamos de que el contenido puede ser muy duro, ya que incluye transfobia y odio transmisógino)

Tuit de una persona anónima en el cual pone “Estoy flipando con que una tía como María Murnau @/mariamurnau teniendo dos libros feministas haya retuiteado esta puta mierda donde se trata a una mujer trans como hombre” y ha citado un tuit de Mujeres por la abolición en el cual llaman “varón transfemenino” a una mujer trans.
  1. Creemos que de esta imagen lo único que se podría comentar es que no es la primera vez que has compartido o dado like a artículos transfobos y que actualmente quien quiera puede echar un ojo a tus redes sociales para verlo con sus propios ojos.
Tuit de Maria Murnau (Feminista Ilustrada) donde dice lo siguiente: “Cuanto más duro golpea el patriarcado (aunque se disfrace de purpurina) más quiero a mis hermanas. Gracias feministas radicales, no sé que haría el mundo sin vosotras”

2. Esto lo publicaste después de que se filtrasen vídeos de la Escuela Rosario Acuña XVI en Gijón donde se difundió transfobia y mentiras sobre personas trans, más en concreto sobre mujeres, y diversas personas fuesen a denunciar por delito de odio y difamación a las ponentes. Ya que antes de publicar este tuit, difundiste otros de apoyo a dichas ponencias.

Como dato, el término “patriarcado de purpurina” es usado por transfobas para designar a las personas trans y/o a las queer. De lo de llamar feministas radicales a mujeres del PSOE ya hablaremos otro día si eso, pero ya me jodería creer que el feminismo radical está dentro de un partido reaccionario que tira más a la derecha que otra cosa.

Tuit de Maria Murnau (Feminista Ilustrada) donde dice: “Por no querer penes en mis relaciones sexuales sufro ataques por parte de machistas y por parte de los queer. Unos lo llaman ser enferma y otros ser una transfoba, yo lo llamo ser lesbiana”
Responde Cassandra Vera: “Ten relaciones con quien te de la gana pero deja en paz a las lesbianas que salen con mujeres trans”

3. La clásica mentira de “las mujeres trans quieren que les chupemos el pene” está bastante extendida, y por más que se te explicase seguiste erre que erre. No, nadie quiere que le chupes el pene a una mujer trans. Lo que queremos es que analices y entiendas por qué tus gustos (“Soy lesbiana y no me atraen las mujeres trans”) son así, y si son tan personales como crees o se ven influenciados por el patriarcado. La idea de “lo personal es político” y cómo las dinámicas de poder se dan desde lo más hondo de cada une de nosotres, es feminismo radical. Aparte, ¿has pensado si alguna mujer trans querría estar con alguien que no la reconoce como lo que es, que la agrede verbalmente, la humilla y la reduce a roles y estereotipos? porque dudo que alguna quisiese estar contigo o con las que opinan como tú.

Aparte, no eres nadie para decirle al resto de mujeres lesbianas si lo son o no en base a si sienten atracción hacia mujeres trans o no. Y, por supuesto, no todas las mujeres trans tienen pene, pero eso te lo callas y lo omites para, de nuevo, ir de víctima porque las personas queramos que analices tus gustos y de donde provienen.

Comentario de instagram de Feminista Ilustrada: “Cuando seáis capaces de dar una definición de mujer empezáis el debate”
Respuesta uno: “vergüenza me da vivir en el mismo mundo que tú”
Respuesta dos: “Dícese del término mujer aquella identidad femenina que día tras día se enfrenta al mundo para poder vivir, con una fuerza interior que solo nosotras tenemos. Alguna pregunta?”

4. De esto creo que tampoco hay que comentar nada. Es conocido y hasta meme como las feministas transfobas os empeñáis en exigir una definición de mujer, que obviamente no casará con vuestros dogmas esencialistas y biologicistas y tacharéis de queer. Ya nos conocemos ese cuento, no es la primera ni será la última vez que lo desmentimos. Pero curiosamente ninguna de nuestras definiciones os parece suficiente, y esta pregunta solo se la hacéis a aquellas mujeres trans que os discuten vuestra transfobia.

Tuit de Silly Sally: “Todas somos hombres a su lado –refiriéndose a una mujer trans en particular-, no has leído cuando dicen que son mejores mujeres que nosotras?”
Respuesta de Maria Murnau: “Qué payaso”

5. Esto hay que contextualizarlo, citaste un tuit de la conocida fotógrafa trans, Lara Santaella, donde se defendía de una transfoba. Ella acabó borrando su tuit por el acoso que recibió al asegurar que era mujer. Tú participaste en ese acoso citándola y difamándola aunque se te dijo repetidas veces que ella se estaba defendiendo respondiéndole a otra persona. En las respuestas a tu tuit la tratas constantemente en masculino e incluso la insultas llamándola “payaso”. Hasta el momento ni borraste tu tuit ni le pediste disculpas a Lara por tratarla en masculino y humillarla de esa forma ante tus miles de seguidores.

Feminista Ilustrada en instagram respondiéndome al comentario que le dejé en la segunda publicación: “…¿que yo me río de las personas trans? Vuestro nivel da pena”

Ya que lo preguntas te respondemos por aquí como te respondió nuestra compañera por allá: Sí. Te ríes de las personas trans al crear un debate sobre si existe la identidad de género o no, sobre si existen ellas o no, sobre si una mujer trans es mujer o no. Te ríes de ellas cuando las reduces a estereotipos, cuando las tratas con los pronombres incorrectos a sabiendas, cuando participas en acoso hacia ellas y cuando luego encima tienes el descaro de hacerte la víctima y tratar de darle la vuelta a la tortilla.

Hasta aquí es hasta donde vamos a subir imágenes que sean una muestra de tu transmisoginia y tu odio, porque sinceramente no necesitamos más obviedades en esta carta que tus propias palabras constantemente.

Dile adiós a las caretas

Comenzamos todo esto diciendo que estabamos enfadadas, que rabiabamos con todo el tema porque eres una mujer bien privilegiada, porque podrías ser altavoz para muchas que son silenciadas y en vez de eso has elegido silenciarlas tú también. Nos da rabia ya no solo por ti, que nos das muy igual ya que tu posición es muy positiva, sino por el medio millón de personas -chicas jóvenes en su mayoría- que te ven como referente cuando en verdad has demostrado ser una mala persona que se ha aprovechado de su posición de poder para dañar a las más excluidas de la sociedad y hasta del feminismo hoy en día. Pero sabemos -porque muchas han venido a agradecerlo- que se te ha caído la careta de una vez por todas.

Desde el feminismo sobran debates indebatibles sobre si las personas trans existen o dejan de hacerlo casi tanto como sobráis las supremacistas misóginas que capitalizan un movimiento entero para vender productos mientras legitimáis mensajes de odio. Eso es el feminismo de purpurina: feminismo pop que abraza el sistema opresivo que nos jode a todas en mayor o menor medida y no un grupo de personas que quieren tener el derecho de existir y de ser como son, sabiendo que con ello se enfrentarán a violencias de toda clase todos los días de su vida, dure lo que les dure, por únicamente enfrentarse a diario con el sistema al que tanto te empeñas en aferrarte.

Ahora, tras todo esto nos encantaría que realmente comenzases a leer Teoría Queer o Radical o la que fuese, porque alguien con tanta difusión como tú vendría muy bien a un movimiento que se hunde más y más con tanta mierda que hay dentro. Pero en el fondo sabemos que no vas a rectificar, que no vas a pedir disculpas y que tratarás de aferrarte con uñas y dientes al puesto de poder y el altavoz que has conseguido. En el fondo tenemos claro que formas parte de esa mierda que hunde todo el movimiento.

Lo tenemos claro desde el primer comentario que te hicimos hasta el último, donde te dijimos por mensaje privado que había publicado todas y cada una de las capturas que aquí hemos expuesto y comentario el cual, tras leerlo, decidiste bloquear y borrar los comentarios para así evitar que cualquiera de tu medio millón de seguidores llegase a las críticas y viese todo el daño que haces, que has hecho y que seguramente seguirás haciendo.

Pero te repetimos lo ya dicho: una vez que se te cae la careta es muy difícil que puedas volver a ponértela de nuevo.

Páginas: 1 2

Un comentario sobre “Carta abierta a Feminista Ilustrada: abajo las caretas.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: