“Mi hijo es mío y tengo derechos sobre él.”: El pin parental

A principio de este curso escolar, con VOX en las instituciones autonómicas, el PP y ciudadanos se dejaron llevar por el auge de la extrema derecha (y la impunidad de ésta) y pactaron una configuración del gobierno de la cual la ultraderecha no formaba parte (o eso decían), pero incluyeron el llamado “PIN parental” en la educación de Andalucía y Murcia. (Aquí las instrucciones de Murcia para principio de curso donde se recoge la orden a los centros), en el caso de Andalucía está pactado que se impondrá pero todavía no se ha desarrollado ni aprobado.

Sin embargo, solamente VOX llevaba esta promesa en campaña electoral, de lo que podemos concluir que o PP y Ciudadanos de repente decidieron que era una maravillosa idea (cosa que tampoco sería tan extraña, pero no creemos que sea el caso) o bien han comprado el gobierno a base de concesiones como esta. La formación de extrema derecha recoge en su programa electoral para las elecciones de murcia del año 2019 en su punto 21 lo siguiente: “Implantar el sistema de cheque escolar, el PIN Parental y la Autorización Expresa con objeto que los padres tengan libertad para elegir la educación de sus hijos y se precise su consentimiento expreso para cualquier actividad con contenidos de valores éticos, sociales, cívicos morales o sexuales. Excluir la enseñanza del islam en la escuela pública.” Aunque este artículo se centra en el tema del PIN parental, el cual supone una violación de los derechos de los menores, es también abominable que se pretenda excluir una religión por cuestiones racistas. Y también resulta muy racista que nadie haya señalado este punto como una cuestión insignificante, cuando también es una violación a los derechos de los menores, concretamente a su derecho de libertad religiosa (podemos estar o no de acuerdo con la institución de la religión, pero no con que se excluyan ciertas cuestiones religiosas simplemente por temas de racismo.)

El PIN parental, supone una violación de los derechos de los menores, es también abominable que se pretenda excluir una religión por cuestiones racistas.

¿Qué es el pin parental?

Antes de empezar a explicarlo debemos conocer los tipos de actividades educativas que puede realizar un centro educativo: Por un lado, tenemos las actividades lectivas (las que todos conocemos) como dar clase con su profesor y sus alumnos dentro del aula; por otra, las complementarias, aquellas actividades que se realizan dentro del horario lectivo para complementar la actividad habitual del aula dentro o fuera del centro educativo, que además deben ser gratuitas; por último, tenemos las actividades extraescolares que son aquellas que se realizan fuera del horario lectivo y pueden estar dedicadas o no a la complementación del currículo.

Aquí debemos recalcar que las únicas actividades que no son obligatorias son las extraescolares, las lectivas y las complementarias son obligatorias para todos los alumnos. La razón de esto es tan sencilla como contundente: estas actividades trabajan el currículo, acordado por el Ministerio de Educación.

Pongamos algunos ejemplos de estos tipos de actividades: Realizar la explicación de los diferentes reinos que componen la vida en el planeta con la ayuda del libro de texto en el aula (actividad lectiva); ir a la granja escuela en horario escolar de forma gratuita a observar una serie de ejemplos de estos reinos conservados o vivos (actividad complementaria); ir de excursión al zoo de madrid durante un día completo fuera del horario escolar (actividad extraescolar).

El Pin Parental propuesto por VOX hace referencia a que se comunique a los padres cualquier actividad “sobre ideología de género, así como una educación afectivo sexual” para que sean ellos los que decidan si sus hijos pueden o no realizarlas. Por supuesto ellos no definen qué es la ideología de género, ya que de hacerlo estarían por un lado cerrándose puertas y por otro diciendo que o bien la violencia machista no existe, o bien que les parece bien que exista. Sobre la parte de educación afectivo sexual podemos concluir que se refieren a cualquier contenido que trate este tema, no solamente talleres donde se habla de ETS, prácticas seguras del sexo y barreras para infecciones/enfermedades de transmisión sexual y embarazos; también habría que comunicarles todas y cada una de las veces que un profesor habla, por ejemplo en clase de biología, de los sistemas reproductivos o todas las veces que se trate el tema del amor en una clase de lengua. Lo que supone por otro lado un abuso al derecho de libre cátedra de los profesores, además de dificultarles su trabajo infinitamente.

Su objetivo final es intentar controlar lo que se da dentro de las clases para que no le hablen a sus hijos de que las personas LGTBIA existen, son válidas y no tienen nada de malo. Lo que no quieren es que se le diga a sus hijos que las mujeres hemos sido sistemáticamente discriminadas y lo seguimos siendo. Lo que los señores de VOX desean, es sumir a sus hijas, hijos e hijes en una ignorancia selectiva. Una ignorancia que los coloque en una situación vulnerable de violencias y sistemas de opresión que fomentan el poder que estos sujetos ostentan. Pretenden que se mantenga el quid procuo que tanto poder económico les genera, no olvidemos que esta gente se está lucrando de esparcir su discurso de odio por toda nuestra sociedad.

Sin embargo, lo que a VOX se le ha escapado es que en cuanto a las actividades complementarias (por ejemplo, las charlas que nosotras impartimos en los institutos), ya las puedes elegir puesto que se recogen en el Proyecto Educativo de Centro, y son los padres quien eligen el centro al que acuden sus vástagos. No pasa lo mismo con las lectivas ya que sería un total despropósito que todos los profesores y maestros lo recogieran en este documento; aunque está bien recordar que los que sí tienen acceso a estos documentos donde se recoge absolutamente todo son los inspectores educativos, de los que la formación verde parece olvidarse a posta, y que son lo que se encargan de que se cumpla la legalidad.

No puedo (ni debo) elegir la educación de mi hijo

El artículo citado una y otra vez por VOX es el 27.3 de la Constitución Española Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.” Ellos utilizan este punto para intentar hacer valer por encima del derecho a la educación de los niños, de los derechos humanos y de la responsabilidad del estado en materia de educación; los prejuicios de sus padres. Cabe aclarar que por supuesto que este artículo de la constitución se respeta, los centros tienen un ideario (recogido en el Proyecto Educativo de Centro), que además debe ser público y los padres tienen el poder de decidir si sus hijos asisten a un centro o a otro.

Pero puestos a esgrimir artículos de la Constitución el 9.2 Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad; el artículo 14 Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.; el 27.1 y 27.2 donde se recoge lo siguiente “1.Todos tienen el derecho a la educación. Se reconoce la libertad de enseñanza. 2. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales.” Además de otra legislación en materia educativa a nivel estatal y autonómico donde se hace referencia de forma inequívoca a la necesidad de la enseñanza en valores democráticos. Valores que se recogen de forma estatal y que en ningún momento pueden estar supeditados a las creencias o prejuicios de los padres.

Por otro lado se olvida muy a menudo que aunque las comunidades autónomas tienen ciertas competencias en el currículo este sigue siendo de competencia estatal y, por el principio de jerarquía, las Comunidades Autónomas no pueden aprobar una normativa que vaya en su contra, ni en materia de educación ni en ninguna otra que afecte de forma directa a las competencias del estado.

Además, fundamentado en este punto de la constitución, otras asociaciones citan una sentencia del Tribunal Supremo 11 de febrero de 2009. Aunque si la leemos no da la razón a los denunciantes, lo que dice es que no se puede adoctrinar en un aula sino establecer espacios donde se fomente el debate y el pensamiento crítico y siempre siguiendo los preceptos constitucionales y democráticos.

“Mi hijo es mío.”

La tutela efectiva de un menor no puede tener en consideración la opinión de los tutores sobre el bien del menor por encima de los derechos de este. Uno de los derechos de los menores es que su educación sea, como veíamos antes, objeto del pleno desarrollo de la personalidad humana, por lo que educar en la discriminación o impedir el acceso a una educación que defienda esto, es privar a un menor de algo que recoge la constitución. Lo que supone una curiosa contradicción de aquellos que tanto defienden la constitución, pero sólo para lo que les conviene. Además de que debemos añadir que los centros deben consultar con el ministerio las charlas que imparten las asociaciones a los menores, por lo que jamás se le dará contenido que no esté dentro del contenido de su curso.

Lo que nos estamos jugando con este Pin Parental, no es solo que algunos padres esgriman que se adoctrina en las aulas, para eso están las quejas. Lo que nos estamos jugando es que los padres decidan qué sí o qué no se imparte en un aula, incluso cuando estamos hablando de derechos humanos. Están diciendo que si sus creencias dicen que la tierra es plana o que a las personas LGTBIA se las debe lapidar, debemos dejarles que lo hagan y que esto se exponga como un punto de opinión válido.

Pero lo que está claro es que no podemos jugar con la educación de los niños ni con sus derechos, no podemos dejar que sean las creencias de algunos las que se impongan a todos. Señores de VOX, demás plataformas y tutores: los niños no son de su propiedad y tienen derechos por el hecho de ser seres humanos independientes a sus progenitores y/o tutores legales. Y es trabajo de las instituciones públicas que estos derechos fundamentales de los menores, sean respetados por encima de todas las “opiniones” que puedan tener sus padres. Es trabajo de las asociaciones y organizaciones varias encargarnos personalmente de que esos menores sepan que el feminismo es una lucha colectiva contra el patriarcado, el capitalismo y todas las opresiones que nos afectan como sociedad. Es nuestra responsabilidad luchar porque esos niños, niñas y niñes sepan que ser LGTBIA es una realidad y que no es malo, que es completamente válido. Más que ser un fascista que quiere imponerles creencias que no coinciden con la realidad. Es nuestro trabajo ayudar para que todos los menores, sean como sean, puedan ser libres y no sufran abusos por parte de sus compañeros de clase.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: