Odio: Guia para practicantes

Aviso: este articulo esta escrito en un tono satírico intencionado para revelar lo lamentable que es ejercer odio.

¿Por que odiar?
Admitámoslo, odiar mola. Es fácil, es pegadizo y ,¡qué bien que se te queda el cuerpo! Odiar es natural, es el resultado de crear un Ellos a quienes machacar con toda la crueldad que podamos, y además de eso tendremos un Nosotros en el que refugiarnos para que no se note lo mierdasecas que somos en realidad; y/o usarlo como trampolín como buenos arribistas que podemos ser. Posteriormente profundizaremos en ambos caminos para practicar el odio con arte.

¿Y sabes que es lo que sucede en tu cerebro cuando odias? Pues lee con atención porque te vas a quedar estupefacta. Cuando odias se te activa la misma región en el cerebro que se te activa para el amor y por eso es una emoción tan poderosa que te revitaliza de nuevo. También está la cuestión de que cuanto más odies a Ellos más te querrá tu grupo de Nosotros y más les demostrarás tu amor

Si eres del perfil mierdaseca estás de enhorabuena. No necesitas ni pensar con un mínimo de lógica para odiar, solo un par de esloganes y la picaresca de ingeniar qué burrada eres capaz de hacer o decir para atacar al objeto de tu odio. Cosecharás beneficios inmediatos como unirte al Nosotros, ganar capital social ypoder olvidar la despreciable larva escarbamierdas que eres en realidad.

Un tweet de Alba Belfast que dice:No es solo el genital. No me gustan las transfemeninas por sus manazas, su voz, sus hombros, los huesos de su cara, su olor y por el relato de ciencia ficción que se han montado por vida. Sin sentidos perciben un señor con problemas mentales. Y a mí me gustan las mujeres sanas.

En cambio, si eres arribista tampoco estarás carente de beneficios, de hecho te llevarás más que nadie. Esto es así porque podrás usar el odio de los mierdasecas para impulsarte hasta lo más alto, o al menos intentarlo. Hay una regla de oro: odia a Ellos pero con sentido común, disimula, miente, inventarte chorradas. En definitiva, cualquier cosa que te permita mantener el postureo.

Titular de Mediterráneo digital que dice: Vecinos de El Masnou se hartan de tantos “casos aislados” y asaltan el centro de menas. Sobre una foto de una manifestación de hombres en actitud beligerante.

Cómo escoger enemigo/víctima

Debe ser un colectivo que tú percibas con el potencial de ser un grandísimo Ellos, y si existen grandes fronteras o diferencias respecto a ese Ellos, aún mejor.  Menos mal que está Kaufman para proponernos una fórmula para saber que estamos odiando como Dios manda, como se ha hecho toda la vida. Por supuesto que si eres del perfil mierdaseca no hace falta que te pares a pensar en esto que para eso están los arribistas. Los criterios para saber si estamos cumpliendo son:

A) Criterio de grupo en situación de vulnerabilidad tipificado: Tienes que hablar constantemente del enemigo, culparle de todos los males que sufres y los que podrás sufrir, y no darle ningún respiro. Refierete a Ellos constantemente, implícita y explícitamente.

Titular de Mediterráneo Digital que dice: Emoticono pensativo. ¿Y los españoles, no? Los `menas´ podrán cobrar una paga de 664 euros al mes hasta los 23 años. Sobre una foto de un grupo de menores con las caras tapadas, uno de ellos sostiene un machete.

Acuérdate de escoger a un colectivo que realmente no pueda defenderse, no sea que te metas en jaleos por incitación al odio. Por ello es tan importante que Ellos pertenezcan a un colectivo diezmado, destrozado y con apenas capacidad de reacción… Recuerda que estas en sus miserables vidas para aniquilarlos, aniquilar es reducir a la nada. Así que no te olvides en atacar hasta los propios términos que Ellos usan para definirse con dignidad en un cerco neolingüístico del que Orwell habría estado orgulloso.

B) Criterio de humillación: Procura humillar a Ellos con tus opiniones, hacer siempre referencias a Ellos en tus comentarios y otorgándole características degradantes y subjetivas como la típica crítica hacia las condiciones higiénicas de ese Ellos y, también, el creerse mucho más civilizado y, por ello, superior a ese colectivo.

Por ejemplo, hay toda una sociología del olor, algo que no nos resulta desconocido ya que en la propaganda racista en la época del apartheid americano ya aparece este criterio de humillación hacia el Ellos encarnado en la población afrodescendiente.

El olor no sólo contribuye a la construcción moral del yo, también a la construcción moral del grupo. El olfato no es simplemente una emanación individual y una declaración moral, es asimismo un atributo social, real o imaginado

John Dollard analizó la creencia “muy extendida en el Norte y el Sur” de que los “negros tienen un olor en extremo desagradable para los blancos”. Lo describió como una de las múltiples “medidas defensivas” adoptadas por los blancos: “una aplastante prueba final de la imposibilidad de asociaciones estrechas entre las razas” (1937/ 1957: 380). Por tanto, el olor “justificaba” la segregación institucional y la opresión racial en los Estados Unidos, de la misma manera que “justificaba” el prejuicio y la discriminación de clase en el Reino Unido” (cita del mismo texto para que te inspires). 

Los olores, reales e imaginados, pueden servir por tanto para legitimar desigualdades de clase y raciales, y son uno de los criterios utilizados para imponerle una identidad moral negativa a una población en particular”. (ídem)

El género también es un factor en estas ecuaciones. Según Kipling, los hombres deben oler a sudor, whiskey y tabaco; presumiblemente las mujeres deben oler “bien”: limpias, puras y atractivas. Sin duda el atractivo publicitario de los perfumes femeninos y los masculinos es diferente, tanto en lo gráfico como en lo verbal. En general, parece que los anuncios prometen felicidad, lujo, glamour y el sexo opuesto; pero en algunos, es abierto el mensaje de violencia

Muy importante, no olvides dejar claro que realmente no tienes nada en contra de Ellos seguido de un “pero” enorme que se lleve toda la magia. No te preocupes, puedes decir una chorrada enorme que quienes tengan que creérsela lo harán. Puedes incluso decir con la boca llena que tienen todo tu apoyo en la búsqueda de sus derechos PERO…

C) Criterio de malignidad: Procura que tu discurso se extienda, da igual si lo comprendes o te limitas a reproducirlo como un loro, la cuestión es que cuantos más te escuchen mejor. Empieza preguntando “inocentemente” la “opinión” sobre Ellos y pon a debate sus derechos humanos e, incluso, si se puede considerar persona.

Usa cada vez que puedas el recurso de apelar a la libertad de expresión, a la dictadura de la corrección política o lo que te pase por mente. Quien quiera silenciarte mientras tu debates derechos humanos ajenos solo es un maldito [pon aquí un insulto] que colabora con Ellos como si fueran la Santa Inquisición. Que tiquismiquis que son con eso de querer tener los mismo derechos que las personas normales.

D) Criterio de intencionalidad: Busca noticias sobre Ellos, si son bulos mejor. ¿Que alguien de Ellos ha cometido X crimen en Estados Unidos? Pues es una prueba más de que son un peligro mundial que puede traer un apocalipsis peor que uno zombi. Llegarás a esperar con ansias que alguien de Ellos cometa un crimen de cualquier tipo

El secreto es la inductividad y concentracion. Es decir, tú llegas con la intención clara de echar mierda sobre Ellos, pues eso es lo que importa y no la verdad o lo que sea justo. Tu solo quieres vomitar odio y no te descentres nunca de ese objetivo.

Como crear a tu malvado enemigo


Para crear un enemigo toma un lienzo en blanco y esboza en él las figuras de hombres, mujeres y niños. Sumerge en la paleta inconsciente de tu sombra enajenada un gran pincel y emborrona a los extraños con los turbios colores de la sombra.

Dibuja en el rostro de tu enemigo la envidia, el odio y la crueldad que no te atreves a admitir como propias. Ensombrece todo asomo de simpatía en sus rostros. Borra cualquier indicio de los amores, esperanzas y temores que se constelan caleidoscópicamente en tomo al corazón de todo ser humano.

Deforma su sonrisa hasta que adopte el aspecto tenebroso de una mueca de crueldad. Arranca la piel de los huesos hasta que asome el esqueleto inerte de la muerte. Exagera cada rasgo hasta transformar a cada ser humano en una bestia, una alimaña, un insecto.

Llena el fondo del cuadro con todos los diablos, demonios y figuras malignas que alimentan nuestras pesadillas ancestrales. Cuando hayas terminado el retrato de tu enemigo podrás matarlo y descuartizarlo sin sentir vergüenza ni culpa alguna, incluso puedes disfrazarlo de un acto liberador.

Porque entonces lo que destruirás se habrá convertido en un enemigo de Dios o en un obstáculo para la sagrada dialéctica de la historia.

Y no te preocupes de que tus víctimas no sobrevivan a tus ataques porque tal y como te mostramos en la pirámide de odio tus actos menores (es decir, a donde llega tu valor) servirá para apoyar las acciones de todos los que están por encima de ti. Es así como funcionan los sistemas de opresión, todos sumamos.

https://es.wikipedia.org/wiki/Pir%C3%A1mide_del_odio
Pirámide del odio que señala en la base las actitudes prejuiciosas, encima los actos prejuiciosos, seguido de la discriminación, para después la violencia en el penúltimo puesto y el genocidio en el pináculo.

En resumen, adjuntamos esta pequeña sección especialmente para los mierdasecas que eso de pensar lo llevan muy mal, pero eso no quita que un arribista pueda usarlo de chuletilla. Los puntos son:

  • El más importante de todos: Sus derechos humanos deben de parecer un peligro para la sociedad por X razones entre lo absurdo y lo improbable. Ellos son infraseres que se comen tu casa, queman a tu ganado y dispara a tus mascotas para después orinarse rio arriba cuando te estes bañando.
  • Deshumanízales, coge su rasgo definitorio y nómbrales solo por eso. Tratas con cosas, no con personas.
  • Usa cualquier fuente sin importar que sean periódicos para envolver pescado. Si sale que alguien de Ellos ha violado en cualquier lugar es signo inequívoco de que son un peligro.
  • Instrumentaliza violaciones, no te cortes. Aunque dé todo el asco te seguirán la corriente.
  • Puedes soltar toda la misoginia que quieras mientras sea a las mujeres que hay en el bando de Ellos. No te preocupes que Nosotros harán la vista gorda.
  • Lleva apuntados o memorizados de carrerilla argumentos de porque Ellos no merecen los derechos que reclaman. Cuando te den un zasca puedes pasar a otro o inventarte uno sobre la marcha.
  • Si tienes redes sociales, no te olvides acosar a Ellos cada vez que puedas para demostrar a Nosotros lo guays que somos. Gana quien diga la mayor crueldad.
  • Huelen mal, Ellos huelen mal siempre aunque seas tu quien no conoce el jabón.
  • Victimízate cuando se cabreen debido a tu acoso, señala ese hecho como una señal inequívoca de que Ellos son un colectivo violento al que hay que vigilar de cerca.
  • No te olvides que siempre puedes decir que están ejerciendo sobre ti X opresión inversa. A veces cuela.
  • No olvides que Nosotros tenemos el apoyo del sistema social y por eso podemos ejercer odio.

Conclusiones y medidas de emergencia:

Y hasta aquí hemos llegado en nuestra humilde guía, mi consejo es que odies pero con cabeza si eres del tipo arribista porque lo que hoy te sirve para ascender mañana puede ser tu caída.

Y por último ¿Qué hacemos si el objetivo de nuestro odio se defiende? Muy sencillo, victimízate. No olvides que hay una relación de poder completamente asimétrica y por eso la violencia estructural que ejerces contra Ellos está invisibilizada por completo. En cambio cuando Ellos se reboten contra Nosotros te vendrá de lujo para demostrar que son salvajes que solo entienden la violencia y son incapaces de vivir en sociedad con Nosotros la gente bien y respetable.

Coautora: Raquel Pintado Heredia

Bibliografía:
Encuentro con la sombra: El poder del lado oscuro de la naturaleza humana (Biblioteca de la Nueva Conciencia)
El Principe- Nicolas Maquiavelo.
¿Por qué odiamos? -Muy Interesante
Esto es lo que ocurre en tu cerebro cuando odias-Ecoosfera
Consejos para odiar a alguien– Revistaperfil
Esto es lo que ocurre en tu cerebro cuando odias-Ecoosfera
Consejos para odiar a alguien– Revistaperfil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: